6 Beneficios de la Vitamina E en los Adultos Mayores

La vitamina E es un nutriente del tipo liposoluble, es decir que es soluble en grasas o aceite por lo tanto se almacena en los tejidos adiposos para que así el cuerpo pueda hacer uso de la misma siempre que lo necesite.

De manera general, la vitamina E está conformada por un total de 8 moléculas de distintos tipos las cuales se clasifican en 2 grupos: los tocoferoles y la tocotrienoles. De estos dos, los tocoferoles es el más característico de la vitamina E y se almacena en los tejidos que no son hepáticos, específicamente en los lugares en donde se encuentra una mayor cantidad de radicales libres, como lo son las membranas de las mitocondrias y de los retículos endoplásmicos que se hallan en el corazón y en los pulmones.

Propiedades de la vitamina E

La vitamina C tiene la ventaja de que se puede oxidar en el interior del cuerpo, por lo tanto funciona como un tipo de protección hacia diversas sustancias dado a que cumple la labor de antioxidantes ya que cuando esta se oxida significa que se destruye, y al ser destruida protege a las grasas poliinsaturadas de que sean igualmente destruidas por el oxígeno y otras sustancias que son solubles en la grasa como lo es la vitamina A.

Mejores fuentes de vitamina E

Fuentes de vitamina E

La vitamina E puede encontrarse de manera natural en diferentes alimentos, aunque también existen alimentos que son procesados para fortificarlos con vitamina E. Sin embargo, para poder tener un consumo adecuado de vitamina E se precisa de una alimentación equilibrada en donde estén presentes diferentes tipos de alimentos, tales como:

  • Los aceites vegetales, como el aceite de germen de trigo, aceite de girasol y aceite de cártamos. Estos son considerados como uno de los alimentos que mayor cantidad de vitamina E aportan al organismo. El aceite de soya y el aceite de maíz también son fuente de vitamina E pero en menores cantidades.
  • Los frutos secos, como por ejemplo el maní, la avellana, y sobre todo la almendra; y las semillas tales como la semilla de girasol; contienen vitamina E en cantidades considerables y por ende son fuente por excelencia de la misma.
  • Las hortalizas que poseen hojas de color verde, como lo son la espinaca y el brócoli, brindan vitamina E al ser consumidos.
  • Algunos de los cereales que se consumen al desayunar, el zumo de fruta, la margarina y cremas para untar, también se encuentran elaborados con vitamina E. Esto se puede saber muy fácilmente leyendo las etiquetas de los productos.

La vitamina E en los adultos mayores

La vitamina E es una de las mejores cuando se trata de sentirse joven y contar con una buena salud. La razón de este es que esta vitamina es un antioxidante muy potente que contribuye en el control de las grasas y que además también es muy útil para contrarrestar diversas enfermedades.

La vitamina E es capaz de combatir para ralentizar el proceso de envejecimiento de las células y de esta forma prolonga el tiempo de vida de las mismas mientras que al mismo tiempo las hace más fuertes. Esto es muy bueno para la piel ya que hace que luzca suave y con firmeza.

Asimismo, también es muy útil para combatir las sustancias tóxicas que pueden llegar a entrar al cuerpo y que son muy perjudiciales para los tejidos que se encuentran dentro del mismo, y al evitar esto, entonces se puede considerar que la vitamina E cuando es consumida en las porciones que se precisan puede hacer que la persona se conserve más joven y evita que se hagan presentes los signos del envejecimiento.

Riesgos de no ingerir vitamina E

Los beneficios de la vitamina E para los adultos mayores

Previene del cáncer de vejiga

Cuando el adulto mayor consume las cantidades necesarias de vitamina E, disminuye considerablemente el riesgo de desarrollar cáncer de vejiga, ya que cuando se tienen excelentes niveles de esta vitamina y la misma se combina con algunos minerales como lo es el selenio, se forma un potente anticancerígeno.

Es un antioxidante

La vitamina E cumple la función de impedir que se produzca y se expandan los radicales libres, los cuales son un tipo de molécula es que reactiva y por ende conlleva a que las células, las proteínas y otras moléculas se oxiden y acarreen consecuencia negativas tales como el desarrollo de enfermedades.

Disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares

Se ha comprobado que la vitamina E es muy efectiva en cuanto a la reducción de la posibilidad de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Como la vitamina E es capaz de inhibir la oxidación del colesterol, esto hace que se prevenga de contraer arteriosclerosis y esto conlleva a que no se formen coágulos de sangre, siendo estos los responsables de los ataques del corazón y de la trombo embolia venenosa.

 

Protege la piel

 

La vitamina E es muy famosa dado a que suele utilizarse mucho para cuidar la piel, hasta el punto de que mucho productos de belleza están compuestos por vitamina E. Además de que al ser un antioxidante ralentiza el proceso de envejecimiento, también protege a las células dado a que bloquea a los radicales libres.

 Beneficios de consumir vitamina E

Reduce los síntomas del Alzheimer

Entre los causantes principales del Alzheimer se encuentran la oxidación de proteínas y la peroxidación lipídica, y estas dos ocurren gracias a los radicales libres quienes conllevan a que mueran las neuronas.

La vitamina E puede frenar el desarrollo de los síntomas del Alzheimer, lo cual es muy útil para aquellos que se encuentran padeciendo esta enfermedad en una etapa muy avanzada dado a que les permite que se haga más lenta la pérdida de aptitudes que son necesarios para la vida cotidiana.

 

Previene de enfermedades de la vista

Unas de las enfermedades de la vista más comunes son las cataratas y la degeneración macular, y ambas están relacionadas con la edad de la personas por lo que es común su presencia en los adultos mayores. Una de las razones del desarrollo de estas enfermedades es que las proteínas oxidadas como producto de los radicales libres, se acumulan. Sin embargo, estas enfermedades se pueden prevenir con el consumo de productos o alimentos que contengan vitamina E.

ejercicio para mayores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *