¿Cómo Procurar un Sueño Reparador Luego de los 50 Años?

Con el transcurrir del tiempo y el proceso de envejecimiento, el molde del sueño se va modificando, es decir la manera en la que se duerma. Por lo tanto, es posible que la persona vaya a dormirse a tempranas horas, se despierte más temprano que no logre tener un sueño reparador y profundo. Estos son cambios característicos del envejecimiento, sin embargo hay que saber que determinados trastornos, despertarse con cansancio y otros síntomas no lo son.

El sueño reparador es de gran importancia para todas las personas sin importar la edad, ya que de éste depende la salud física y la salud mental. Aun así, en la actualidad la gran mayoría de la población mundial padece de algún trastorno relacionado al sueño, por lo que lograr conciliar el sueño, dormir correctamente y tener un descanso adecuado se vuelve bastante complicado.

Este tipo de situaciones se intensifican en las personas de 50 años de edad o más, dado a que es cuando se hace más difícil conciliar y el levantarse muy temprano se vuelve algo muy habitual.

  Como lograr un sueño reparador

La cantidad de horas que se duerme igual es fundamental, y esto es un dato que muchas las personas lo saben y pesar de eso no lo cumplen, ya sea por motivos personales o por factores externos tales como las bebidas estimulantes como por ejemplo las energéticas y el café, el despertador, las luces de los aparatos electrónicos ya que estos afectan el ciclo de vigilia y el del sueño reparador.

Los problemas comunes del sueño a los 50 años

Como se mencionó anteriormente, un porcentaje considerable de la población mundial sufre de problemas para dormir, por lo que en todos los países del mundo hay personas que tienen insomnio y esto le acarrea efectos secundarios como dificultad para prestar a atención y para llevar a cabo las actividades cotidianas.

Recomendado:  5 Hábitos de Vida Saludables para un Envejecimiento Exitoso

Estos problemas pueden presentarse a cualquier edad, pero es cuando la persona tiene 50 años o más cuando son más comunes. Entre estos problemas se encuentran:

  • Varía la necesidad del sueño: El adulto promedio por lo general precisa de 6 a 8 horas de sueño todas las noches para que el organismo pueda desempeñar sus funciones durante el día sin ningún tipo de problema. La mayoría de las personas con dormir 8 horas ya se sienten descansadas, sin embargo las personas de 50 años, con excepciones claro, precisan de 10 o hasta más horas de sueño para poder sentir que descansaron lo suficiente.
  • No se duerme tranquilamente: Un problema muy usual al dormir a los 50 años es algo que suele ocurrir a las personas en algún momento de sus vidas, pero en este edad es mucho más común, y es esa sensación de que la persona siente se cae cuando está tratando de conciliar el sueño. Esto hace que te despiertes inmediatamente y por ende volver a conciliar el sueño se complica ya que tema que se vuelva a repetir.
  • Se percibe erróneamente el sueño: Este problema es de los más típicos a los 50 años, aunque también suelen experimentarlo personas jóvenes solo que con menos frecuencia. Consta que a pesar de que hayas dormido bastantes horas, igual sigues sintiéndote de la misma forma como si no hubieses dormido ni un poco. Esto a los 50 es muy frecuente, y se denomina como insomnio paradójico aunque también se le puede denominar como mala percepción del sueño. Quienes sufren de esto, consideran que el sueño les causa incomodidad.
  • Alteración en las fases del sueño: La falta de sueño reparador se presenta en persona que tienen un reloj interno acostumbrado a que se vaya a dormir a horas más tarde de lo usual. Este trastorno conlleva a que la persona se mantenga despierta entre 2 a 4 horas hasta que logre conciliar el sueño, y esto hace que se les complique el despertarse al día siguiente. Asimismo, la persona igualmente se siente con fatiga o con cansancio durante todo el día. También están las personas que tienen un adelanto de la fase del sueño y por consiguiente se van a dormir bastante temprano y se despiertan temprano, este es mucho más usual a los 50 años.
Recomendado:  Cómo reducir barriga : 6 Maneras de decir Adiós a la Grasa del Vientre Bajo

Ventajas del sueño reparador

Consejos para tener un sueño reparador a los 50

Para tener buena calidad de sueño a los 50 años, la única opción no son solamente los medicamentos, ya que también es posible agregar determinados hábitos a la rutina cotidiana para poder tener un mejor descanso y dormir bien. Lo único que deberás hacer es seguir los siguientes consejos:

  • Hacer actividad física: Con esto no se hace referencia a la realización de ejercicios que sean de mucha intensidad y que te agoten, porque no es así. A las personas de 50 años o más no se le recomiendan ejercicios intensos, sobre todo porque no están acostumbrados a hacerlos, por ende con tan solo caminar una hora diariamente será suficiente para que en la noche se pueda dormir correctamente. Lo ideal es que esta caminata se haga una hora antes de ir a dormir, debido a que si se hace poco tiempo antes de ir a la cama puede conllevar a que la persona se le complique dormirse ya que estará activa.
  • Limita el consumo de bebidas energizantes: Tales como las bebidas gaseosas, el café, el té; el consumo de estos sobre todo debe evitarse luego de que haya transcurrido la media tarde. Asimismo también se recomienda que no se fume dado a que el tabaco contiene nicotina y esta perjudica al sistema nervioso al sueño reparador, por ende en la noche no se debe fumar.

Beneficios del sueño reparador

  • Cena ligeramente: Cuando te vas a dormir y tienes el estómago bastante lleno, hará que se te complique la conciliación del sueño y no descansarás bien. Esto tampoco significa que tampoco consumas nada en la cena o que comas muy poco, ya que tu cena debe ser equilibrada y saludable, pero los alimentos que la conformen deben ser ligeros. También se sugiere que te tomes un vaso de leche templada ya que esta te ayuda a conciliar el sueño más rápido.
  • Sé consciente de tus necesidades fisiológicas: Es fundamental que nunca te vayas a la coma con el estómago vacío, ni con sed ni con ganas de ir al baño. Por esto, la cena la debes realizar por lo menos dos horas antes de irte a dormir y no consumas mucho líquido en la noche.
  • Controla el consumo de alcohol: Las bebidas alcohólicas tienden a provocarte sueño inmediatamente, sin embargo con el pasar de las horas lo que hace es que te altera el sistema nervioso, y por consiguiente si consumes alcohol en la cena es posible que luego de dormirte te despiertes a mitad de la noche.
Recomendado:  ¿Cómo Pueden Adelgazar sin Dejar de Comer los Adultos Mayores?

 

ejercicio para mayores

comentarles que sufría un goteo post-nasal y una tos severa asociada desde hace muchos años y que unos años atrás fue aumentando hasta el punto de hacerse en verdad insoportable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *