3 Deliciosas Sopas de Dietas para Adultos Mayores

Aunque no lo creas, andar en dieta en la adultez mayor no significa tener hambre todo el tiempo. Incluir sopas de dietas te hará más fácil el proceso de bajar de peso y te permitirá comer más cantidad, por lo que quedarás saciado. Las sopas son prácticamente tu arma secreta en la cocina cuando se trata de perder peso.

En primer lugar, la sopa cargada de verduras abundantes te dará el contenido de fibra necesario para aumentar la saciedad y reducir los antojos. En segundo lugar, las bases bajas en calorías como el agua, el caldo de verduras y el caldo de pollo hacen que las sopas sean una de las comidas menos calóricamente densas que puedes comer.

Si bien hay muchas sopas de dietas para bajar de peso en la adultez mayor disponibles enlatadas, preparar por tu propia cuenta las tuyas asegura que estarás obteniendo la mayor cantidad de nutrientes posibles (considerando que las sopas suelen incluir verduras, carnes magras y granos nutricionalmente densos).

Pero como sea posible debes reducir el sodio, productos químicos y cualquier ingrediente que no sea saludable. Además, la sopa es increíblemente fácil de preparar, lo único que debes hacer es combinar, cocinar y comer. Definitivamente las sopas de dietas son una comida excelente para los adultos mayores.

Para que empieces a incluir sopas de dietas para adultos mayores en tu alimentación, a continuación encontrarás algunas recetas de sopas exquisitas y saludables que te encantarán.

Sopas de dietas de Quínoa al curry rojo

La sopa de dieta de quínoa al curry rojo tiene un sabor audaz  y además es muy nutritiva porque contiene quínoa. Lo mejor de todo es que se cocina muy rápido, lo que significa que también se prepara rápido.

 Sopas de Dietas para Adultos Mayores

La quínoa es una fuente perfecta de proteína vegetariana y está cargada de fibra y hierro, es una alternativa deliciosa al arroz y otros granos. Añadiéndole la pasta de curry rojo la sopa contará con una profundidad de sabor intenso sin sumar calorías.

  • Ingredientes:

 

  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • ½ cebolla, cortada en cubitos (aproximadamente ¾ de taza).
  • 1 pimiento verde, sin semillas y cortado en cubitos.
  • 1 batata mediana, cortada en cubitos (aproximadamente 1 ½ tazas).
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 1 cucharada de pasta de curry rojo.
  • 2 cucharaditas de jengibre fresco pelado y picado.
  • 1 taza de quínoa.
  • 4 tazas de caldo de verduras o pollo (o agua).
  • 2 cucharadas de jugo de lima.
  • Sal marina o kosher, al gusto.
  • ¼ de taza de cilantro fresco picado.
  • Preparación:

 

  • Calienta el aceite en una olla a fuego medio-alto. Agrega la cebolla, el pimiento y la batata y cocina, revolviendo con frecuencia, unos 10 minutos.
  • Agrega el ajo, la pasta de curry y el jengibre y cocina, revolviendo durante 1 minuto. Añade la quínoa y cocina 1 minuto más. Añade el caldo y hierve. Reduce el fuego a fuego lento y cocina por unos 20 minutos o hasta que las batatas estén tiernas y la quínoa esté cocida.
  • Retira del fuego y añade el jugo de lima. Sazona con sal al gusto y decora con cilantro fresco antes de servir.

Sopa de espinacas parmesanas y frijoles blancos

Esta es una de las sopas que anhelarás comer muy seguido. Se basa en frijoles cocidos a fuego lento en un caldo a base de tomate, el cual puede estar listo en minutos. Perfecto para disfrutar cualquier día de la semana. Es una sopa cargada de mucho sabor y la ventaja es que es ideal para los vegetarianos.

  • Ingredientes:

 

  • 1 cucharada de aceite de oliva.
  • 1 cebolla cortada en cubitos.
  • 6 a 8 dientes de ajo picados.
  • 6 tazas de caldo de verduras.
  • 420 gramos de tomates cortados en cubitos, escurridos.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1 cucharada de hierbas secas italianas.
  • 1 cucharadita de sal kosher.
  • ½ cucharadita de pimienta negra.
  • 4 latas de frijoles blancos (frijoles cannellini), escurridos y enjuagados.
  • 4 tazas de espinacas tiernas.
  • ¾ de taza de queso parmesano rallado fresco (para servir).
  • 3 cucharadas de perejil fresco de hoja plana picado.

Mejores Sopas de Dietas

  • Preparación:
  • En una olla o cacerola grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio-alto. Agrega la cebolla y el ajo; cocina hasta que las cebollas estén translúcidas y el ajo esté fragante (aproximadamente 2-3 minutos), mientras revuelves ocasionalmente. Agrega el caldo, los tomates, el azúcar, las hierbas, la sal y la pimienta.
  • Lleva a ebullición, reduce el fuego y cocina a fuego lento durante 5 minutos para combinar todos los sabores.
  • Agrega los frijoles y las espinacas. Continúa cocinando a fuego lento hasta que la espinaca se haya marchitado (aproximadamente 2 minutos).
  • Retira del fuego. Añade el queso parmesano, revuelve. Prueba el sabor, ajusta la sal y la pimienta si es necesario. Posteriormente, sirve de inmediato.

 

Sopa de verduras para dietas de adultos mayores

Prueba esta sopa de verduras como entrante, o agrega un poco de pollo o pavo para que sea el alimento principal. Esta es una excelente manera de incluir más verduras a tu dieta. Esta sopa es realmente como el equivalente a una ensalada, y es una buena forma de hacerlo si prefieres las verduras cocidas. Esta sopa te aportará un alto contenido de potasio, lo cual es efectivo para la disminución de la hinchazón.

  • Ingredientes:

 

  • 1 cebolla pequeña cortada en cubitos.
  • 2 dientes de ajo picados.
  • 1 taza de zanahorias picadas.
  • 4 tazas de repollo picado.
  • 1 taza de judías verdes.
  • 2 pimientos enteros picados.
  • 1 lata de 28 onzas (800 gramos) de tomates picados.
  • 6 tazas de caldo de res.
  • 2 cucharadas de pasta de tomate.
  • 2 hojas de laurel.
  • ½ cucharadita de tomillo y albahaca.
  • Pimienta al gusto.
  • 2 tazas de brócoli.
  • 2 tazas de calabacín en rodajas.

Beneficios de las Sopas de Dietas

  • Preparación:

 

  • En una olla grande, cocina la cebolla y el ajo a fuego medio hasta que se ablanden un poco.
  • Agrega las zanahorias, el repollo y las judías verdes y cocina durante 5 minutos adicionales.
  • Añade los pimientos, los tomates sin escurrir, el caldo, la pasta de tomate, las hojas de laurel y los condimentos. Cocina a fuego lento por 6-7 minutos.
  • Añade el calabacín y el brócoli. Cocina a fuego lento 5 minutos adicionales o hasta que se ablanden.
  • Retira las hojas de laurel y comienza a servir.

ejercicio para mayores

comentarles que sufría un goteo post-nasal y una tos severa asociada desde hace muchos años y que unos años atrás fue aumentando hasta el punto de hacerse en verdad insoportable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *