¿Cómo Tratar la Hepatitis B Siendo Adulto Mayor?

La hepatitis aguda debida al virus de la hepatitis B (VHB) es rara en las personas mayores y generalmente es una enfermedad leve. La mayoría de los pacientes mayores con infección crónica por el VHB que padecen enfermedad hepática avanzada no tienen evidencia de replicación viral en curso.

Por lo tanto, no son candidatos para una de las terapias más usuales la cual es la terapia con interferón. A aquellos con evidencia de replicación viral en curso y enfermedad compensada se les debe ofrecer interferón o ser incluidos en ensayos clínicos con nuevos medicamentos antivirales como la lamivudina. Dado que la tasa de respuesta a la vacuna contra la Hepatitis  disminuye con la edad, el desarrollo de vacunas con mayor inmunogenicidad es crucial.

Por lo tanto, a medida que la población mundial envejece, debe considerarse la carga del virus de la Hepatitis B en los adultos mayores. El hígado cambia con el envejecimiento y su función finalmente se altera. La prevalencia del virus de la hepatitis B es, paradójicamente, más importante en personas de edad avanzada en áreas que cuentan con programas de vacunación, debido a la relajación de la prevención en pacientes de la tercera edad.

Síntomas de la Hepatitis B en la tercera edad

La Hepatitis  en la tercera edad a menudo no muestra síntomas, y generalmente desaparece por sí sola. La mayoría de las personas ni siquiera saben que la tienen. Cuando no hay síntomas de Hepatitis B, puede sentirse como la gripe. De hecho, aproximadamente la mitad de los adultos mayores con Hepatitis B nunca presentan síntomas, entonces es posible tener la infección y no saberlo.

Recomendado:  Alimentos y Normas que Reducen el Colesterol Malo en Adultos Mayores

  Causas de la Hepatitis B

Cuando las personas de la tercera edad muestran signos de Hepatitis B, los primeros indicios generalmente aparecen entre 6 semanas y 6 meses después de contraer el virus. Los síntomas de la hepatitis B usualmente duran unas pocas semanas, pero a veces pueden permanecer durante meses. Estos son los signos y síntomas de la Hepatitis :

  • Sentirte muy cansado.
  • Dolor en el vientre.
  • Perder el apetito.
  • Náuseas y vómito.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Dolor de cabeza.
  • Orina oscura.
  • Deposiciones pálidas de color arcilla.
  • Ictericia: cuando los ojos y la piel se ponen amarillos.

Causas de la Hepatitis  en la tercera edad

La infección de Hepatitis  es causada por el virus de la VHB. El virus se transmite de persona a persona a través de la sangre, el semen u otros fluidos corporales. No se propaga al estornudar o toser. Las formas más comunes en que el VHB puede propagarse son:

  • Compartir agujas: El VHB se propaga fácilmente a través de agujas y jeringas contaminadas con sangre infectada. Compartir parafernalia de drogas intravenosas te pone en alto riesgo de Hepatitis .
  • Pinchazos accidentales: La Hepatitis  es una preocupación para toda persona que entre en contacto con sangre humana.
  • Contacto sexual: Puedes contraer Hepatitis B si tienes relaciones sexuales sin protección con alguien infectado. El virus puede pasar a ti si la sangre, la saliva, el semen o las secreciones vaginales de la persona ingresan a tu cuerpo.

Hepatitis B aguda vs. crónica

La infección por Hepatitis  puede ser de corta duración (aguda) o de larga duración (crónica).

  • Hepatitis B aguda: La infección aguda por Hepatitis B dura menos de seis meses. Es probable que tu sistema inmunitario pueda eliminar la Hepatitis B aguda de tu cuerpo, y debes recuperarte por completo en unos pocos meses. La mayoría de las personas que contraen Hepatitis  cuando son adultos mayores tienen una infección aguda, pero puede provocar una infección crónica.
  • Hepatitis B crónica: La infección crónica por Hepatitis 16 dura seis meses o más. Se demora porque tu sistema inmunitario no puede combatir la infección. Inclusive, puede durar toda la vida, posiblemente dando lugar a enfermedades graves como la cirrosis y el cáncer de hígado.
Recomendado:  5 Excelentes Remedios Naturales Contra las Varices

Complicaciones de la Hepatitis B

Complicaciones de la Hepatitis B en la tercera edad

Tener una infección crónica por el VHB en la tercera edad puede provocar complicaciones graves, como:

  • Cicatrización del hígado (cirrosis): La inflamación asociada con una infección de Hepatitis B puede provocar cicatrices hepáticas extensas (cirrosis), lo que puede afectar la capacidad de funcionamiento del hígado.
  • Cáncer de hígado: Las personas con infección crónica por hepatitis B tienen un mayor riesgo de cáncer de hígado.
  • Insuficiencia hepática: La insuficiencia hepática aguda es una condición en la cual las funciones vitales del hígado se apagan. Cuando eso ocurre, es necesario un trasplante de hígado para mantener la vida.
  • Otras condiciones: Las personas con Hepatitis B crónica pueden desarrollar enfermedad renal o inflamación de los vasos sanguíneos.

Tratamiento para la Hepatitis B en los adultos mayores

Actualmente no existe una cura para el VHB, pero recibir la vacuna puede prevenir la infección inicial. Sin embargo, la medicación antiviral puede tratar infecciones crónicas. Si el virus de Hepatitis B crónico empieza a causar daño hepático permanente, someterse a un trasplante de hígado puede ayudar a mejorar la supervivencia a largo plazo.

No obstante, recibir una vacuna efectiva y tomar medicamentos antivirales significa que menos personas pueden terminar necesitando un trasplante de hígado como resultado del VHB crónico.

Por ende, no hay un tratamiento, cura o medicamento específico para una infección aguda por VHB. El tratamiento de apoyo dependerá de los síntomas.

Cualquier adulto mayor que haya tenido una exposición potencial al VHB puede someterse a un protocolo de ‘profilaxis’ posterior a la exposición. Esto consiste en la vacunación contra el virus de Hepatitis B y la inmunoglobina contra la hepatitis B (HBIG).

Recomendado:  Conoce las 5 Mejores Frutas para la Salud de los Adultos Mayores

Síntomas de la Hepatitis B

Los trabajadores de la salud administran la profilaxis después de la exposición y antes de que se desarrolle una infección aguda. Este procedimiento no curará una infección que ya se haya desarrollado, sin embargo, disminuye la tasa de infección aguda.

Para la infección crónica por el VHB, hay medicamentos antivirales disponibles. Esto no es una cura, pero puede detener la replicación del virus y prevenir su progresión a enfermedad hepática avanzada.

Una persona con una infección crónica por VHB puede desarrollar cirrosis o cáncer de hígado rápidamente y sin previo aviso. Si una persona no tiene acceso a un tratamiento o instalaciones adecuadas, el cáncer de hígado puede ser mortal a los pocos meses del diagnóstico.

Las personas con Hepatitis B crónica requieren una evaluación médica continua y una ecografía cada 6 a 12 meses. Este monitoreo puede ayudar a los médicos a determinar si el daño hepático está progresando o si la afección está empeorando.

ejercicio para mayores

comentarles que sufría un goteo post-nasal y una tos severa asociada desde hace muchos años y que unos años atrás fue aumentando hasta el punto de hacerse en verdad insoportable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *