Aprende a Evitar Excesos: Consejos para Adultos Mayores

Los excesos siempre van a ser malos, independientemente del ámbito al cual se haga referencia. Esto se aplica a todas las edades, sin embargo hay que cuidarse aún más y evitar excesos cuando se alcanza la adultez mayor, ya que los excesos pueden afectar de algún modo la salud.

Uno de los excesos más usuales de los adultos mayores es al momento de comer, lo cual conlleva a un consumo excesivo de calorías durante el día; y definitivamente este es un hábito difícil de eliminar. Igualmente, aunque hay adultos mayores que pueden ver estos comportamientos como hábitos que pueden romperse, también pueden indicar un trastorno alimentario en algunas personas.

Con el transcurso del tiempo no evitar excesos en comida pueden conducir a un aumento de peso e incrementar el riesgo de desarrollar una enfermedad crónica, como diabetes o enfermedad cardíaca. Independientemente de si tienes un trastorno alimentario o no, romper el ciclo de comer en exceso puede ser un desafío. Sin embargo, los consejos que encontrarás a continuación te pueden ayudar.

Deshazte de las distracciones

Ya sea durante el almuerzo mientras estás en la computadora o comiendo chips mientras te pones al día con tu programa de televisión favorito, comer mientras estás distraído es común para la mayoría de los adultos mayores.

 

Beneficios de evitar excesos

Si bien este hábito puede parecer inofensivo, puede contribuir a comer en exceso. Diversos estudios determinaron que distraerse durante una comida lleva a las personas a consumir más calorías en esa comida. También hace que los adultos mayores coman más durante el día, en comparación con las personas que sí prestan atención a su comida mientras comen.

Recomendado:  La Mejor Higiene Corporal de los Adultos Mayores

Conoce tus alimentos desencadenantes

Identificar qué alimentos pueden provocar comer demasido y evitar excesos puede ayudar a disminuir las posibilidades de comer de manera excesiva. Por ejemplo, si es probable que el helado provoque un episodio de consumo excesivo, es una buena idea dejar de almacenarlos en el congelador. Cuanto más difícil sea acceder a algo, es menos probable que comas en exceso esa comida.

Preparar opciones saludables como una manzana en rodajas con mantequilla de maní o hummus y verduras,  puede fomentar mejores opciones al comer bocadillos. Otro consejo útil para evitar excesos es mantener los bocadillos poco saludables como papas fritas, dulces y galletas fuera de la vista para que no sientas la tentación de agarrar un puñado al pasar junto a ellos.

No prohíbas todas tus comidas favoritas

Los patrones de alimentación restrictivos que eliminan muchas de tus comidas favoritas pueden hacer que te sientas privado, lo que puede llevarte a comer golosinas prohibidas. Las dietas que se concentran en alimentos enteros y sin procesar son siempre las mejores, pero hacer espacio para una comida de tu agrado ocasionalmente es perfectamente saludable.

Jurar que nunca volverás a comer un poco de helado, una rebanada de pizza o un trozo de chocolate no es realista para la mayoría de los adultos mayores. Dicho esto, en el caso de la adicción a los alimentos, una persona puede necesitar abstenerse permanentemente de los alimentos desencadenantes. En este caso, es una buena idea encontrar sustitutos saludables que sean satisfactorios. Concéntrate en proporcionar a tu cuerpo principalmente alimentos nutritivos y saludables mientras te das la libertad de disfrutar verdaderamente de algún antojo de vez en cuando.

Recomendado:  Conoce las más importantes Vitaminas para los Adultos

Comer comidas regularmente

Muchas personas al querer hacer a un lado los excesos, eliminan comidas con la esperanza de disminuir las calorías que ingieren. Si bien esto puede funcionar en algunos casos, como el ayuno intermitente, restringir las comidas puede hacer que comas más tarde en el día.

Los estudios han demostrado que comer con mayor frecuencia durante el día puede reducir el hambre y la ingesta general de alimentos. Por ejemplo, algunas personas pueden saltarse el almuerzo para restringir las calorías, solo para encontrarse comiendo en exceso en la cena. Sin embargo, comer un almuerzo equilibrado puede contribuir a reducir las posibilidades de comer demasiado más tarde en el día.

Maneras de evitar excesos

Cenar con amigos o familiares de ideas afines

Las elecciones de alimentos de tus amigos o familia que te acompañan a comer puede tener un mayor efecto en tu consumo de alimentos de lo que crees. Numerosos estudios han encontrado que las elecciones de los alimentos de las personas están fuertemente influenciadas por las personas con las que comen.

Las personas tienden a comer porciones similares a las de sus compañeros de comida, por lo que salir a cenar con amigos que comen en exceso también puede hacer que comas en excesivamente. Además, los estudios han demostrado que una persona está más inclinada a pedir opciones poco saludables si las personas cercanas lo hacen.

Elegir comer con familiares y amigos que tienen objetivos de salud similares puede ayudarte a mantenerte en el camino correcto y a disminuir tus posibilidades de comer en exceso.

Cuida tu consumo de alcohol

Beber alcohol en los adultos mayores puede causar comer en exceso al reducir tus inhibiciones y estimular el apetito. Si bien tomar una o dos bebidas con una comida generalmente no tendrá un gran efecto, tomar varias bebidas en una sola ocasión puede aumentar los niveles de hambre.

Recomendado:  ¿Cuándo Deben ir las Adultas Mayores al Ginecólogo?

Un estudio encontró que las personas que bebían de cuatro a cinco bebidas en una comida más de una vez por semana tenían más probabilidades de comer en exceso después de beber, en comparación con las personas que beben una o dos bebidas a la vez.  Reducir el consumo de alcohol puede ser una buena manera de minimizar comer en exceso.

Ventajas de evitar excesos

Planifica con anticipación para evitar excesos

No estar preparado para cuando te de hambre puede hacer que sea más probable que tomes malas decisiones alimentarías que pueden llevarte a comer en exceso. Comprar comidas y refrigerios en el último minuto en restaurantes o tiendas de delicateses aumenta la posibilidad de tomar decisiones poco saludables y comer más.

En cambio, ten a la mano refrigerios saludables, empaca almuerzos caseros y almacénalos en el refrigerador opciones saludables para preparar la cena en casa. Estas estrategias pueden ayudar a disminuir comer en exceso. Además, preparar más comidas en casa puede ahorrarte dinero y tiempo.

ejercicio para mayores

comentarles que sufría un goteo post-nasal y una tos severa asociada desde hace muchos años y que unos años atrás fue aumentando hasta el punto de hacerse en verdad insoportable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *