Conoce el Tratamiento más Efectivo para Contrarrestar la Diverticulosis

El término Diverticulosis hace referencia a la presencia de divertículos, los cuales son como una especie de bolsas de diminuto tamaño que se encuentran en el colon o en el intestino grueso. Es posible que se desarrollen divertículos en todo el trayecto del tracto digestivo, la zona más común es el área izquierda del intestino grueso, llamada como colon descendente.

La Diverticulosis es bastante usual en las personas, y se vuelve aún más dependiendo de la edad de cada quien. En muy pocas ocasiones las personas con menos de 30 años tienden a padecer de Diverticulosis, ya que el riesgo de este trastorno es mucho mayor en las personas que rondan los 60 años de edad, y tanto hombres como mujeres tienen la misma posibilidad de verse afectados por divertículos.

Causas de la Diverticulosis

Por lo general las personas con esta afección no presentan ningún tipo de síntoma, no obstante hay excepciones, ya que se han visto casos donde las personas con divertículos tienen cólicos suaves, estreñimiento o inflamación del abdomen. Es tan poco notable esta enfermedad que en ocasiones se determina que un individuo tiene Diverticulosis porque se realizan exámenes por otros motivos.

Un gran ejemplo de esto es cuando el médico tratante manda al paciente a realizarse una colonoscopia y cuando la misma se está llevando a cabo la misma se presencian los divertículos. Si eres de esas personas que tienen síntomas de la Diverticulosis, es algo que puedes calmar con una dieta que contenga bastante fibra y algunos analgésicos suaves.

Puede suceder que los divertículos lleguen a inflamarse o infectarse, y esto es denominado como Diverticulitis. En este caso sí se presentan síntomas, los cuales se basan principalmente en dolores en el abdomen (específicamente en la zona izquierda), náuseas, estreñimiento, fiebre, vómitos, cólicos, escalofríos. Cuando la infección es de gran gravedad, puede inclusive presentarse sangrado, obstrucción y desgarre.

Recomendado:  Alimentos y Normas que Reducen el Colesterol Malo en Adultos Mayores

Las causas de la Diverticulosis

Hoy en día no se sabe aún con certeza la causa en sí de la Diverticulosis, no obstante sí se tiene conocimiento sobre determinados factores que incrementan el riesgo de desarrollar divertículos, entre estos factores se encuentran:

  • La genética: Los genes están muy relacionados con la Diverticulosis, por el hecho de que son determinantes para que la persona tenga un riesgo mayor de padecer de esta afección. No obstante, hoy en día aún se encuentra en proceso investigativo el papel que desempeña la genética en la Diverticulosis.
  • La fibra: Años atrás se consideraba que tener una alimentación con poca fibra presente hacía más propensas a las personas de desarrollar divertículos, aunque recientemente según diversos estudios que se han realizado se corroboró que el consumo de poco fibra puede que no tenga ninguna relación con la Diverticulosis. Por el lado contrario, se determinó que una alimentación con mucha fibra puede provocar que el intestino se mueva de manera muy constante, y esto incrementa el riesgo de sufrir de esta enfermedad. Sin embargo, lo mejor en este caso es consultarlo con un profesional ya que de igual manera esto dependerá en gran medida del organismo de cada persona.
  • Medicamentos: Determinados medicamentos pueden producir Diverticulosis, especialmente aquellos que son antiinflamatorios, como por ejemplo los esteroides y la aspirina.
  • Vida sedentaria y malos hábitos: Tener un estilo de vida sedentario te incrementa la posibilidad de desarrollar divertículos, por ende hacer poca actividad física, ser obeso o tener sobrepeso, y fumar o consumir demasiado alcohol solo te aumentará el riesgo de padecer de este trastorno.
Recomendado:  Conoce las 5 Mejores Técnicas de Relajación para Adultos Mayores

Tratamientos para la Diverticulosis

Los síntomas de la Diverticulosis

Son pocas las personas que presentan síntomas al padecer de Diverticulosis, de hecho muchas personas sufren de Diverticulosis y no lo saben, y solo se enteran de esto luego de que se realizan determinados exámenes tales como una endoscopia o una radiografía. Sin embargo, hay excepciones donde sí se presentan algunos síntomas, entre los cuales destacan:

 

  • Dolores suaves, que en la mayoría de los casos se ubica en el área izquierda del abdomen y por arriba de la vejiga. Este dolo suele tornarse más intenso luego de que la persona come, aunque dura poca y rápidamente se alivia, sobre todo si la persona defeca.
  • Inflamación.
  • Hinchazón.
  • Dificultad al momento de defecar y escasez de heces.
  • Cólicos ligeros.
  • Estreñimiento.
  • Distensión abdominal.
  • Fístulas.

Tratamientos para la Diverticulosis

  • Alimentación rica en fibra: Esto no ayuda a prevenir la Diverticulosis en sí, pero sí contribuye considerablemente en aliviar o prevenir los síntomas en las personas que ya padecen de Diverticulosis. Lo ideal es que vayas aumentando gradualmente las porciones de alimentos que te aporten fibra para que así no tengas gases ni molestias en el abdomen.
  • Medicamentos: Existen diversos medicamentos capaces de apaciguar los síntomas de la Diverticulosis, tales como la Rifaximina el cual es muy efectivo para este tipo de casos; también se encuentra la Mesalazina, ésta si es consumida a diario es posible que reduzca de forma considerable los síntomas relacionados a esta afección, como por ejemplo distensión en el abdomen o dolor abdominal.

Síntomas de la Diverticulosis

  • Suplementos de fibra. En ocasiones se sugiere que la persona que sufre de Diverticulosis, consuma suplementos que contengan fibra, tal como la metilcelulosa, la cantidad de veces que debe ser administrada puede variar entre 1 a 3 veces diarias. Tales suplementos pueden ser encontrados en distintas presentaciones, ya sea en obleas, en polvo, píldoras, etc. Es importante que tengas en cuenta que cuando ingieres estos productos, debes complementarlos con una cantidad considerable de agua para que el efecto sea más efectivo.
  • Probióticos: Según investigaciones realizadas, está comprobado que los probióticos son muy útiles para tratar la Diverticulosis y de igual manera para prevenirla. No obstante, la efectividad de este tratamiento no está del todo comprobada y aún se encuentra en estudio. Es importante tener en cuenta que los probióticos son bacterias que se encuentran normalmente en los intestinos y en el estómago; y los mismos pueden encontrarse también en suplementos alimenticios en distintas presentaciones.
Recomendado:  Conoce los Detalles del Consumo de Fármacos en Adultos Mayores

ejercicio para mayores

comentarles que sufría un goteo post-nasal y una tos severa asociada desde hace muchos años y que unos años atrás fue aumentando hasta el punto de hacerse en verdad insoportable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *