Medicina Natural contra la Depresión en Adultos Mayores

La depresión en adultos mayores es más que sentirte triste. Es un trastorno común del humor pero grave que necesita tratamiento ya sea con fármacos o con medicina natural. Es capaz de causar síntomas severos que afectan la forma en que te sientes, piensas y manejas las actividades diarias, como dormir, comer y trabajar.

Cuando tienes depresión, tienes problemas con la vida diaria durante semanas. Los médicos llaman a esta afección ‘trastorno depresivo’ o ‘depresión clínica’. Es importante saber que la depresión en adultos mayores es una enfermedad real, no es un signo de debilidad de una persona o un defecto del carácter. No puedes ‘salir’ de la presión clínica; la mayoría de los adultos mayores que experimentan depresión necesitan tratamiento para mejorar.

Si has perdido interés en las actividades que solías disfrutar, luchas con sentimientos de impotencia y desesperanza, te resulta cada vez más difícil pasar el día; si es así, es probable que tengas depresión.

La depresión en adultos mayores le puede suceder a cualquier persona a medida que envejece, independientemente de los antecedentes y logros. Y los síntomas de la depresión en la tercera edad pueden afectar todos los aspectos de tu vida, afectando tu energía, apetito, sueño e interés en el trabajo, los pasatiempos y las relaciones.

La depresión en adultos mayores no es una parte normal del envejecimiento

La depresión es un problema común entre los adultos mayores, pero no es una parte normal del envejecimiento. De hecho, los estudios muestran que la mayoría de los adultos mayores se sienten satisfechos con sus vidas, a pesar de tener más enfermedades o problemas físicos.

  Peligros de la depresión en adultos mayores

Sin embargo, los cambios importantes en la vida que suceden a medida que las personas envejecen pueden causar sentimientos de inquietud, estrés y tristeza.

Recomendado:  Aprenda por qué Debe Realizar un Chequeo Medico Anual

Por ejemplo, la muerte de un ser querido, pasar del trabajo a la jubilación o lidiar con una enfermedad grave puede hacer que las personas se sientan tristes o ansiosas. Después de un período de adaptación, muchos adultos mayores pueden recuperar su equilibrio emocional, pero otros no y pueden desarrollar depresión.

Reconociendo los síntomas de depresión en adultos mayores

La depresión en los adultos mayores puede ser difícil de reconocer porque pueden mostrar síntomas diferentes a los de las personas más jóvenes. Para algunos adultos mayores con depresión, la tristeza no es su síntoma principal.

Pueden tener otros síntomas de depresión menos obvios, o pueden no estar dispuestos a hablar sobre sus sentimientos. Por lo tanto, es menos probable que los médicos reconozcan que su paciente tiene depresión.

A veces, las personas mayores que están deprimidas parecen sentirse cansadas, tienen problemas para dormir o parecen gruñonas e irritables. Los problemas de confusión o atención por la depresión a veces pueden parecerse a la enfermedad de Alzheimer u otros trastornos cerebrales.

Los adultos mayores de igual modo pueden tener más afecciones médicas, como enfermedades cardíacas, derrames  cerebrales o cáncer, que pueden causar síntomas depresivos. O pueden estar tomando medicamentos con efectos secundarios que contribuyen a la depresión.

Riesgos de la depresión en adultos mayores

Tipos de depresión en la adultez mayor

Existen varios tipos de trastornos depresivos que se pueden presentar en los adultos mayores, entre los cuales se encuentran:

  • Depresión mayor: Implica síntomas graves que interfieren con la capacidad de trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar de la vida. Un episodio puede ocurrir solo una vez en la vida de una persona, pero más a menudo una persona tiene varios episodios.
  • Trastorno depresivo persistente: Es un estado de ánimo deprimido que dura al menos 2 años. Una persona diagnosticada con trastorno depresivo persistente puede tener episodios de depresión mayor junto con períodos de síntomas menos graves, pero los síntomas deben durar 2 años para considerarse trastorno depresivo persistente.
Recomendado:  ¿Cuándo Deben ir las Adultas Mayores al Ginecólogo?

Medicina natural  para tratar la depresión en la adultez mayor

  • Hierba de San Juan: La hierba de San Juan es una planta originaria de Europa, el oeste de Asia y el norte de África. Suele ser tomada como una forma natural de tratar la depresión ya que aumenta la cantidad de serotonina en el cuerpo. La serotonina es una sustancia química para sentirte bien que se encuentra en el cerebro, las personas que sufren de depresión usualmente tienen bajos niveles de serotonina. Es importante tener en cuenta que la hierba de San Juan es conocida por interactuar con muchos medicamentos. Esto es especialmente cierto para los anticoagulantes, las píldoras anticonceptivas y los medicamentos de quimioterapia. Siempre consulta con tu médico antes de tomar esta hierba.
  • Ácidos grasos Omega-3: Los ácidos grasos Omega-3 son un tipo saludable de grasa que se encuentra en el pescado, como el salmón, la trucha y las sardinas. Diversas investigaciones descubrieron que las personas que tienen bajos niveles de dos sustancias químicas cerebrales que se encuentren en el aceite de pescado, pueden tener mayor riesgo de depresión. Por ende, comer pescado tres veces por semana es recomendable para aumentar tus ácidos grasos Omega-3 sin la ayuda a de suplementos. Ten en cuenta que algunos peces pueden tener altos niveles de mercurio, estos incluyen al pez espada, pez azulejo, caballa real y el tiburón. Evítalos en favor de los peces con niveles más bajos de mercurio, como el atún enlatado ligero, salmón, trucha de agua dulce y sardinas.

Remedios contra la depresión en adultos mayores

  • El ejercicio: Son muchas las investigaciones que han demostrado que el ejercicio puede contribuir en gran medida a erradicar la depresión por el hecho de que influye en el estado anímico. De hecho, hay expertos que consideran que el ejercicio puede llegar a ser tan eficaz para tratar la depresión como los medicamentos. La razón de esto es que los medicamentos aumentan los niveles de serotonina y de dopamina, y por consiguiente la persona se siente mucho mejor en cuanto al estado de ánimo. Esto no significa que te esfuerces demasiado haciendo ejercicio, y menos siendo adulto mayor, pero sí es necesario que lo hagas regularmente, una gran manera de hacer ejercicio en la adultez mayor es saliendo a caminar ya que es una actividad que no requiere de mucho esfuerzo.
Recomendado:  ¿Cómo Tratar la Hepatitis B Siendo Adulto Mayor?

 

  • Ácido fólico: Según investigaciones, es posible que haya una relación entre los niveles bajos de ácido fólico (la forma sintética del folato) y la depresión. Por consiguiente, el consumo de ácido fólico puede ayudar a tratar la depresión, y aún más si se utiliza como complemento de otro tratamiento para este trastorno. Una forma de aumentar tus niveles de ácido fólico o folato es consumir diariamente alimentos ricos en ácido fólico, estos incluyen frijoles, cereales fortificados, hojas verde oscuro, semillas de girasol y aguacate.

ejercicio para mayores

comentarles que sufría un goteo post-nasal y una tos severa asociada desde hace muchos años y que unos años atrás fue aumentando hasta el punto de hacerse en verdad insoportable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *