Beneficios de la Coenzima Q10 para Adultos Mayores

La coenzima Q10 es un complemento alimenticio muy vendido en todo el mundo y altamente recomendable para los adultos mayores. Incluso, es uno de los suplementos nutricionales más consumidos en conjunto con el aceite de pescado y las multivitaminas.

Además, gracias a su fuerte actividad antioxidante y su papel fisiológico clave en las mitocondrias también se ha convertido en un candidato potencial para el tratamiento de diversas enfermedades en las que el estrés oxidativo juega un papel importante, tales como las enfermedades cardiovasculares, trastornos neurodegenerativos, cáncer y diabetes. Por ende, la coenzima Q10 ha ganado interés durante años y tiene una base de consumidores en expansión.

Asimismo, la coenzima Q10 es un buen antioxidante lipofílico, capaz de neutralizar los radicales libres y regenerar la forma reducida de vitamina E. También puede inhibir la peroxidación de lípidos en las membranas biológicas y proteger las proteínas mitocondriales y el ADN del daño oxidativo. De hecho, es el único antioxidante lipofílico que puede ser sintetizado por las células y que tiene mecanismos enzimáticos para regenerar su forma reducida.

Tratamientos con coenzima Q10

A su vez al estar unida a la membrana mitocondrial interna y participar en la cadena de transporte de electrones y la fosforilación oxidativa, juega un papel esencial en la síntesis de energía celular en forma de ATP.

Los niveles de la coenzima Q10 en el cuerpo de adultos mayores

La falta de coenzima Q10 en los adultos mayores puede ser sintomática en las células y tejidos que normalmente son ricos en mitocondrias, como el tejido muscular y nervioso, lo que resulta en varios tipos de miopatía y neuropatía.

Muchos adultos mayores con deficiencia de la coenzima Q10 han mostrado mejoras clínicas después de la suplementación con este complemento nutritivo, por lo que es de utilidad para tratar distintas enfermedades.

Recomendado:  Las 5 Comidas que Deben Evitar las Personas Adultas Mayores de 50 Años

Su consumo es altamente seguro sin efectos adversos observados en los estudios que se han realizado. De hecho, los efectos secundarios menores después de tomar altas cantidades de la coenzima Q10 están más asociadas con las cantidades abundantes de aceite que se usan para solvatarlo.

La coenzima Q10 previene enfermedades cardiovasculares

Aunque la coenzima Q10 es reconocida principalmente por su función de contrarrestar los síntomas musculares asociados a las estatinas, también tiene un beneficio potencial para las enfermedades cardiovasculares.

El estrés oxidativo y la función mitocondrial deteriorada juegan un papel central en la patogénesis de las enfermedades cardiovasculares. Por ello, como la coenzima Q10 tiene un papel esencial en la bioenergética mitocondrial y sus propiedades antioxidantes, es un agente terapéutico prometedor para prevenir y retardar la progresión de las enfermedades cardiovasculares.

Dado a que la coenzima Q10 tiene un rol esencial en la producción de energía, la suplementación puede tener efectos beneficiosos en adultos mayores con insuficiencia cardíaca, que es la función contráctil reducida del músculo cardíaco debido a un estado de agotamiento de energía que se asocia con niveles bajos de la coenzima Q10 y alto estrés oxidativo.

Por consiguiente, en base a investigaciones y estudios que se han llevado a cabo, el tratamiento a largo plazo con la coenzima Q10 es seguro, mejora los síntomas y reduce los eventos cardiovasculares

Adicionalmente, la función protectora de esta coenzima en las enfermedades cardiovasculares también puede atribuirse a su efecto beneficioso sobre los factores de riesgo cardiovascular como la hipertensión y la aterosclerosis. El mecanismo de acción antihipertensivo y antiaterosclerótico está asociado con las propiedades antioxidantes de la coenzima Q10.

Recomendado:  Lo Que Debes Saber Sobre la Nutrición Interactiva a Partir de los 50

Si bien el estrés oxidativo reduce la disponibilidad de óxido nítrico, lo que resulta en una vasoconstricción que conduce a una presión arterial elevada, la suplementación con coenzima Q10 puede resultar en la conservación del óxido nítrico.

En cuanto a la aterosclerosis, la actividad antioxidante es capaz de reducir la peroxidación de LDL y la disfunción endotelial, que se considera un marcador temprano de la aterosclerosis.

Beneficios de la coenzima Q10

La coenzima Q10 ayuda a combatir el cáncer en la adultez mayor

La coenzima Q10 es un antioxidante importante capaz de prevenir la peroxidación lipídica y el daño oxidativo del ADN y las proteínas. Debido a que el daño oxidativo del ADN está implicado en la fase de inicio del cáncer, la Q10 podría reducir la susceptibilidad de las células al desarrollo del cáncer.

Además, en los estudios se han observado niveles bajos de coenzima Q10 en los tejidos cancerosos, en comparación con los tejidos no cancerosos correspondientes. Por esta razón, la administración puede ayudar a incrementar el efecto protector de la coenzima endógena en el tejido, especialmente en las personas que tienen un riesgo alto de desarrollar cáncer.

De igual modo, en los estudios se determinaron niveles más bajos de coenzima Q10 en las personas con melanoma y en los que desarrollaron metástasis que en las personas sanas. Además, hubo correlación significativa entre los niveles de CoQ10 y el grosor del tumor primario, observándose los niveles más altos de la coenzima en las personas con tumores más delgados.

Inclusive, la quimioterapia induce a un aumento de los niveles de coenzima en las líneas celulares cancerosas, lo cual se cree que es un mecanismo de defensa celular contra el tratamiento de quimioterapia. Por consiguiente, por medio del mismo mecanismo, la administración de CoQ10 puede significar niveles aumentados de la coenzima que a la vez brindan protección contra la toxicidad a las células normales circundantes y contribuyen a su supervivencia, conllevando a una mejor tolerabilidad del cáncer.

Recomendado:  3 Excelentes Ensaladas Nutritivas para la Longevidad y la Salud Corporal

Ventajas de la coenzima Q10

Entonces, con la evidencia disponible se llegó a la conclusión de que una suplementación oral de coenzima Q10 en la adultez mayor es capaz de reducir la toxicidad y mejorar la tolerabilidad de los tratamientos contra el cáncer.

La coenzima Q10 también puede ser útil para reducir el riesgo de desarrollar metástasis. Esto se corroboró en un estudio, en donde se evidenció que el riesgo de desarrollar metástasis era considerablemente menor al complementar el tratamiento contra el cáncer con la coenzima. Igualmente se visualizó una reducción de los niveles de marcadores tumorales y, por lo tanto, un riesgo menor de recurrencia del cáncer y metástasis cuando los adultos mayores toman suplemento de la coenzima.

ejercicio para mayores

comentarles que sufría un goteo post-nasal y una tos severa asociada desde hace muchos años y que unos años atrás fue aumentando hasta el punto de hacerse en verdad insoportable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *